Reformas integrales express

Cómo hacer una reforma integral express

¿No tienes tiempo para hacer una reforma en tu casa pero necesitas hacer algunos cambios muy necesarios? Hoy te vamos a dar la fórmula para hacer una reforma integral express.

¿Qué es una reforma express?

Llamamos reforma express o rápida a una reforma que no supere las 72 horas como máximo. Céntrate, coge papel y bolígrafo y define cuál es tu necesidad básica, concreta y de pequeña magnitud. Los siguientes ejemplos se podrían considerar reformas de corta duración o obra menor:

  • Remodelar una habitación pequeña, por ejemplo, habilitar un despacho en tu casa.
  • Cambiar la encimera de la cocina o el fregadero.
  • Cambiar la mampara de la ducha.
  • Cambiar puertas o ventanas (según la cantidad)
  • Habilitar una cristalera.
  • Crear un cabecero a medida.
  • Cambiar el inodoro.
  • Cerrar una buhardilla.
  • Remodelar un tramo de escalera.

Cada pequeño cambio hará tu hogar más cómodo y dará un aire fresco al ambiente de tu casa. Cuando tengas claro qué quieres remodelar debes informarte de varios detalles legales y logísticos.

Paso que dar antes de comenzar una obra

  • Trámites, permisos y seguros.
  • Los pros y contras de cada tipo de material.
  • Define el presupuesto con el que cuentas.
  • Fija una fecha.
  • Elige al menos 3 o 4 empresas de reformas y compara presupuestos, garantías y otras facilidades como sistema de financiación.

Para llevar a cabo este tipo de reformas integrales express es necesario contratar a profesionales comprometidos con la puntualidad del proyecto.

Deja tu reforma bien atada

  • Pide a la empresa que hayas contratado que desglose tu presupuesto. Es importante que incluya tanto la mano de obra como los materiales.
  • Especificar en el contrato la fecha de finalización de la obra  y exigir unas garantías en el caso de que no cumplan con dicho plazo.
  • Antes de que los profesionales que hayas contratado terminen la obra y completes el pago, debes verificar que todo esté en orden. Ante una reforma de tan corto periodo de tiempo, tienes que comprobar que no se haya hecho rápido y de malas maneras, por ello, observa con atención cada detalle y acabados de tu reforma y asegúrate de que todo esté correcto.

Con todo bien atado ¡Comienza tu reforma express! Lo positivo de este tipo de obra es que no requiere mucha paciencia y notarás el resultado.

P.D: No olvides avisar a tus vecinos, lo agradecerán 😉